Pequeños susurros...

8 sept. 2011

Soy relampago, trueno, centella....

El día parte
pero tú le  tocas en su hora más larga
eres tan sólo
la fortaleza de lo intocable..
Nada se compara contigo
tan sólo tu propia hermana
la aurora boreal.
Eres energía pura
cual toro bravío
que al mirar la tierra
le desea abrazar.
Eres relámpago
eres trueno
eres centella
nacido como hijo fuerte
de la misma creación.

Jackie Trujillo



3 comentarios:

tikkun dijo...

Anoche llovía copiosamente
los relampagos en el cielo
me hicieron recordar
mis propios relampagos internos
que con la misma fortaleza
tocan mis debilidades
para hacerme recordar
de que material está hecha mi alma
y sacar de donde se pueda
fortaleza y fe....
Y si, quizá como el trueno
que todo lo que toca lo tranforma
esto cambiará... si, se que cambiará¡¡¡

Gonxalo Oyanedel dijo...

Siempre admira atestiguar el trueno. Sé de alguien que escuchó en uno su verdadero nombre.

tikkun dijo...

Hola Gonxalo bienvenido a mi rincón de letras, el trueno tiene la mágia del universo y la elegancia que ilumina el cielo... esa persona que tú conoces debe de ser alguín tan especial como para que la naturaleza le susurre calidamente en un trueno su verdadero ser.
Saludos, recibe un abrazo con afecto.