Pequeños susurros...

28 mar. 2013

Una copa, una melodía y una promesa...

Quien me conoce sabe que nunca bebo y que el alcohol me merece un respeto absoluto más hoy mi copa se alza tras la tristeza, brinda por la ausencia y celebra 30 días de soledad...


Es de noche, nuevamente una noche como cualquier otra, una noche como aquella donde cerraste tus ojos para mi dejando en la puerta que la melancolía anidara entre puertas y ventanas de un mundo construido de ilusiones y latidos a golpe de te quieros sollozantes y carentes de cuerpos pero repletos de sentimientos que se negaban a morir en la cruda realidad de un mundo tan incomprensible que nos juzga y nos lanza hasta el vació de la intolerancia y desprecio donde logramos en un rincón subsistir en está pasión.... Regreso entre mis memorias al presente y mi copa burlona me dice que el alcohol abrió las puertas del recuerdo, de ese recuerdo que el ego celosamente mantenía cerradas rehuyendo a las preguntas del corazón y a las de la razón ... y que podría contestar? si el alma se canso de esperar la llegada de una mirada que no volverá, aquella que ilumino con su rayo de luz mi ser tan falto de esperanza y consuelo, como le explico que el brillo de mis ojos se apagaron con su partida y las razones carentes de sentido no alcanzan para explicar una sencilla razón tan pateticamente simple que el ego cruel me la grita y trato de acallar intentando ignorar sin lograrlo completamente... y que me grita mi ego? nada que no sepa hoy el corazón y es que tu amor nació, creció y murió para mi y yo sigo sin entender que sobre la esperanza de amarte el epitafio de mi tumba está escrito aguardando tan sólo desaparecer como la bruma en el mar... y el rojo vino calienta mi fría esencia para llorar este dolor que me agobia, para abrir las compuertas del llanto y sollozar a lágrima viva el golpe de vacío y la alegría tan efímera que fueron tus te amo como dulce melodía que roba la última esperanza de un vulnerable corazón... Alzo mi copa mirando el destello del brillo del vino que me recuerda tu sonrisa y el desamor de tu ultima mirada y yo que pensé que lo sabía todo hoy se que no supe escuchar a mi propio corazón... y si, deseo llorar, llorar mucho y sacar rencores, miedos y temores, deseo que el vino aflore mis sentidos y ahogarte entre cada copa que beba esta noche donde me pierda para no recordarte nunca más, quiero llorar de olvido, de abandonos, de miserias, llorar por cada segundo, llorar la vida entera, ahogarla en estás lágrimas que ahogan mi propio pecho y que ya no pueden seguir dentro de mi...

Si.. hoy alzo mi copa y brindo por el luto de la esperanza, por mi vida y tu vida que fueron una mentira y por que con la ultima gota me bebo el poco sentido de todas estas palabras ya sin razón....  
Jackie Trujillo

4 comentarios:

Jose dijo...

Un placer visitar tu bellos espacio y leerte. pronto regreso!

un abraxo!

tikkun dijo...

un placer recibir tus huellas en mi rincón, se bienvenido siempre...

luis alvarez dijo...

Escribes demasiado bien :)
Me gusto tu blog..
Bendiciones...

tikkun dijo...

Mil gracias Luis Alvarez, un placer recibirte en mi rincón, se bienvenido siempre.. saludos y bendiciones para ti...