Pequeños susurros...

24 jun. 2015

Se como ese Roble Rojo...


... en el ir y venir del viento
un tímido Roble Rojo coquetea
con el primer rayito de luz
a punto de amanecer...
Se siente imponente
fuerte
vivo
en paz y conforme con su sombra
extendiendo sus brazos
intentando atrapar el infinito
altivo.. siempre altivo
sin preocuparse por el tiempo
pero aferrándose a la tierra fuertemente
y sintiendo amor
por un día más....
 
Jacqueline Trujillo Montoya

2 comentarios:

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Hermoso poema y no menos importante mensaje. Tomar como referencia al llamado árbol de los arboles no es poca cosa, lucir orgullos, valiente, fuerte y dócil a los vientos y sus caricias no es poca cosa. Es un árbol, que una de sus principales virtudes es lucir sus arrugas de años en su corteza con un orgullo inusitado.

Cuando un Roble Rojo está muriendo, se cubre de mariposas y milagrosamente vuelve a vivir.

Bello con un ritmo especial.

Un cariño inmenso

Juan


tikkun dijo...

Justamente ese es el centro de estas letras... renovarse, revivir, mostrar las heridas hechas arrugas y sonreír y levantarse de las caídas sabiendo que como los Robles Rojos podemos volver a vivir..

Mil gracias por tan bellas letras y te invito a ser un gran Roble Rojo ... un abrazo con afecto.

Jackie